La gamificación y el movimiento de insignias en la educación ha estado creciendo durante años.

Recientemente me encontré con un artículo sumamente interesante, donde, en resumen, la autora relataba que había notado que una aplicación para lectura que estaba causando efectos dañinos en sus alumnos, quienes la preferían porque como recompensa daba insignias.

gamificación de la educación

Este artículo en particular, se enfoca en la lectura, pero lo mismo puede decirse de este lado del pizarrón, cuando hablamos de motivación y aprendizaje.

Quizá esta gamificación tenga ventajas en ciertas condiciones, pero no en todas. Debemos pensar cómo y cuándo es conveniente utilizar esta técnica.

En lo personal, dentro de mis clases, no pienso agregar este sistema de insignias como recompensa. Realmente pensamos que el proceso que implica escribir blogs, reflexionar y la escritura en general se vería dañado con un sistema de recompensa con insignias, que generalmente premia la cantidad y no la calidad.

Hay momentos y para áreas muy específicas, donde algunas mecánicas de juego como simulación , competición o un juego de roles, puede ser benéfico para el aprendizaje. Es sólo que necesitamos tener cuidado de que las tendencias no nos arrastren, sin reflexionar sobre los beneficios y perjurios de las mismas, dentro de nuestros contextos y formas de enseñar.

gamificacion de la educación

Por eso te invito a que como educador, te hagas las siguientes preguntas:

¿Cómo crees que este sistema pueda ayudar a tus alumnos?

¿Ayudas a tus alumnos a involucrarse con tus clases? ¿En qué forma?

¿Crees que la gamificación crea una motivación superaula que puede hacer más daño que bien?

Antes de tomar una decisión ya sea a favor o en contra, estudia si esta posibilidad es realmente factible dentro del contexto en el que te encuentras, piensa cómo y en qué circunstancias harías uso de esta técnica y los beneficios que buscas al usarla.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *