1. Apertura mental

Los investigadores han descubierto que el arte puede cambiar fundamentalmente el sentido de quiénes somos y cómo vemos el mundo. Estos investigadores, en la primera parte de su proyecto, formaron gripos de gente mayor y los llevaron a grandes exposiciones en el Noroeste de Inglaterra para ver cómo respondían al arte visual contemporáneo y si estos efectos duraban luego de la visita.

“Existe una creencia general de que la gente mayor está atorada en sus costumbres, nuestros resultados están en desacuerdo con esta idea”, explicó el investigador Andrew Newman, jefe de la investigación. “Tres visitas a una galería no es nada y, sin embargo, observamos un rápido cambio en las opiniones. No fue inusual ver que los participantes iban, inicialmente de la incertidumbre, a hablar sobre arte, co nuevos conocimientos ya hacia el final de la visita.”

“Para muchos de los participantes, era su primera visita a una exposición de arte visual contemporáneo, y al principio fueron incapaces de comprender las obras, en términos de lo que el artista quería comunicar.” Pero no tardaron en empezar a usar sus historias de vida- cosas como recuerdos de infancia y vacaciones- para comenzar a darle sentido, lo cual permitió establecer un sentido de continuidad entre el entonces y el ahora.

2. Empatía

Los investigadores de la Universidad de Arkansas, encontraron que salidas al teatro, mejora los conocimientos literarios de los alumnos, su tolerancia y empatía. Los investigadores descubrieron que leer y ver películas como Hamlet y Cuentos de Navidad, no provocaba el incremento en conocimientos que lograba la experiencia de verlo en vivo. Los estudiantes que acudieron a las obras de teatro, también calificaron entre los más altos a la tolerancia y fueron más capaces de reconocer y apreciar lo que las demás personas sienten y piensan.

3. Observación

Un estudio llamado “Mil Palabras: Evaluando un Programa Interdisciplinario de Educación del Arte”, descubrió que a estudiantes de medicina se les pueden enseñar, de forma muy efectiva, habilidades de observación visual a través del arte. Se pueden usar estrategias de pensamiento visual, una técnica originalmente desarrollada para ayudar a los niños de preescolar a ver arte. Se les pregunta a los estudiantes: ¿Qué ves? ¿Qué estás viendo que te hace pensar eso? ¿Qué más ves?

El cambio en muchas áreas fue significativo. “No les enseñamos a los estudiantes términos artísticos, y por lo tanto ellos usaron la terminología que ya habían aprendido, su lenguaje cambió y tendía a ser más clínico” En general, los estudiantes usaron más vocabulario para describir arte y pacientes y aumentaron su número total de observaciones.

“La observación es clave para dar diagnósticos, y el arte puede enseñar a los estudiantes a tomar las cosas con más clama y observar. El arte es una herramienta poderosa de enseñanza y este programa ayudó a enfermeras y doctores a convertirse en observadores más expertos y los alentó a evitar hacer suposiciones”

4. Articular pensamientos complejos

Identificar las necesidades sanitarias y de seguridad de los niños de comunidades de bajos recursos, puede ser el mayor éxito alcanzado a través del arte. En una investigación realizada en la Universidad de Pittsburgh, los investigadores describen el éxito de las Voces Visuales, un programa basado en arte, que involucra a los miembros de la comunidad como socios investigadores

El estudio se basó en programas de Voces Visuales, donde participaron 22 niños de 8 a 15 años de bajos recursos. Durante las sesiones, los participantes creaban pinturas y dibujos para compartir sus percepciones, tanto positivas como negativas, con respecto a la seguridad y violencia de sus comunidades y sus esperanzas para el futuro. Luego, combinaban sus proyectos individuales de arte en dos exhibiciones de “voces visuales”, que fueron montadas al aire libre en la ciudad.

“Voces Visuales, es muy distinto a los grupos de sondeo, porque utiliza herramientas, crayones, pinturas y plumones- que le son familiares a los niños. Este programa puede llevar a discusiones profundas, motivar la autosuficiencia y ayudar a construir relaciones de confianza entre los investigadores académicos y la comunidad a la que sirven.” Afirmó el Dr. Yonas.

 

5. Enfoque

Una encuesta realizada a 50,000 individuos de todos los niveles sociales, por eltimon.com, encontró que si pintas, bailas o tocas algún instrumento, o simplemente disfrutas de ir al teatro y conciertos, es probable que te sientas más sano y que esté menos deprimido que la gente que no lo hace. Como ya sabemos, la depresión puede afectar la habilidad de concentración, el arte puede mejorar su foco y ayudarlo a avanzar.

6. Habilidades de raciocinio

Se realizó un estudio que involucraba a 78 niños de tres escuelas preescolares, incluyendo una escuela de muy bajos recursos. Se dividió a los niños en cuatro grupos. Uno grupo tomó clases individuales de piano de 12 a 15 min, dos veces a la semana. Otro grupo tomó 30 minutos de clases de canto, cinco días a la semana, y el tercer grupo estuvo aprendiendo computación. El cuarto grupo servía como el grupo control y no recibió ninguna instrucción en especial. Todos los estudiantes tomaron un examen antes de las lecciones para medir distintos tipos de habilidades de razonamiento espacial.

Después de seis meses, los niños que recibieron las clases de piano, habían mejorado sus resultados en raciocinio espacial-temporal en un 34 por ciento. En otras tareas, no había diferencia en sus calificaciones. Más aún, la mejoría duró días, indicando un cambio sustancial en la función espacial-temporal. Los otros tres grupos, en comparación, tuvieron sólo una pequeña mejoría en todas las tareas. Los estudios continúan mostrando una fuerte relación entre crear música con un teclado y el aumento de un raciocinio espacial en niños pequeños.

7. Conciencia de sí mismo

Estudiar artes, puede ayudarte a desarrollar una conciencia de ti mismo como aprendiz. Investigadores que trabajaron con más de dos mil niños, se enfocaron en el proceso intelectual básico y en los atributos personales que son el fundamento de el desarrollo cognitivo. Ellos encontraron que los estudiantes de arte tenían conceptos propios acerca de su educación mucho más formados y poseían un entendimiento mucho más claro de sus lecturas, matemáticas y cuestiones académicas en general. Los profesores calificaron a estos estudiantes como aquellos con mayor confianza en sí mismos.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *