Hoy quisiera explorar algunas de las cosas que pueden hacer los profesores de universidades privadas para promover el compromiso de los estudiantes.

Profesores fascinantes1

Redefinir la participación: Permite más que sólo comentarios verbales. Invita a tus estudiantes a contribuir de forma electrónica, con un correo o un post en la página de la escuela, con preguntas que no preguntaron en clase, un comentario que no alcanzaron a hacer o un pensamiento que les vino después de la clase. “¿Escucharon lo que Mario acaba de decir? Esa es una explicación que deberían anotar”. Deja que la definición de participación, honre el silencio, y dale a tus estudiantes el tiempo necesario para pensar a cerca de la pregunta y poder acomodar la respuesta. Quizá es momento de dejar de evaluar la participación y dejar que los estudiantes hablen, porque ellos tienen mucho que decir.

Cultiva una presencia que invita al compromiso. Esto comienza estando presentes. Esto significa no solamente estar físicamente, también estar mentalmente atento a lo que sucede diariamente y en cada interacción. Una presencia de aprendizaje cautivadora, se comunica con un comportamiento no verbal que expresa confianza, confort, expectación y grandes expectativas. El espacio de enseñanza físico o virtual, es uno que compartes con compañeros de aprendizaje. Muévete alrededor, observa quién está en clase, sonríe, saluda o comenta sobre el clima o algún evento actual. Hay muchas formas distintas en las que puedes demostrar que estás presente. Tus acciones incitarán el compromiso en tus estudiantes, siempre y cuando sean genuinas y auténticas y, siempre y cuando tú estés comprometido, con los programas, los estudiantes y con la enseñanza.

Dedica tiempo a hablar sobre aprendizaje, a que conlleva y por qué es importante: Esta no debe ser el mismo viejo discurso a cerca de cómo, este un curso complejo y que un cierto porcentaje de los estudiantes no lograrán finalizarlos. Sí, claro que hay temas que tienen que aprender, pero con esfuerzo pueden lograrlo. Debes hablar de tu constante romance con el aprendizaje. Muchos de los estudiantes aún no se han enamorado de él. Ellos creen que les gusta el aprendizaje simple, memorizar fragmentos de información que luego pueden olvidar, o irla llevando haciendo el mínimo. Haz que sea tu clase la que introduzca a tus estudiantes a un aprendizaje que fascine su atención, despierte su curiosidad, abra sus mentes y los haga sentir exitosos.

profesores fascinantes

Da a los estudiantes la oportunidad de participar en el proceso: Los profesores toman todas las decisiones a cerca del aprendizaje de los estudiantes. Ellos deciden cuáles de ellos aprenderán, cómo aprenderán (haciendo exámenes, trabajos, etc.) el ritmo al que aprenderán, y las condiciones bajo las cuales lo harán. Luego los profesores deciden si los estudiantes aprendieron. A los estudiantes se les puede dar un poco de control, sin abolir responsabilidades asociadas al maestro. Permite que los estudiantes comiencen a tomar pequeñas decisiones, qué temas quieren discutir, si su proyecto final será una presentación en clase o un trabajo escrito, etc. Y ve lo que sucede con su capacidad de compromiso.

Diseña auténticos deberes y experiencias de aprendizaje: Trata de presentarle a los estudiantes una hipótesis y pídeles que predigan los resultados o introdúcelos en el concepto de crítica literaria y critiquen una lectura.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *