¿Es necesaria la educación superior (diploma) para lograr éxito profesional? Descubre lo que tienen que decir profesionales y emprendedores exitosos.

técnicas de enseñanza

Juan Pablo Aguilar, fundador y director del Instituto de Reingeniería Actitudinal:

La educación superior no te asegura el éxito pero si está bien planeada te ayuda a consolidarlo o bien a tener un diferenciador

Estar subiendo de nivel académico solo porque “es lo que sigue” no te asegura el éxito, sin embargo, si acceder a la educación superior es parte de un plan de mejora o proyecto de vida y carrera (estudiar para especializarte en algo, diferenciarte, actualizarte) adelante!

Por el contrario un buen nivel académico, sin un propósito o plan y su respectivo nivel de experiencia te convertirá en una persona sobre calificada o en un “todólogo”

Si crees que un “título te abrirá las puertas” solo por tener el título, puede que caigas en una decepción, un título debe ir acompañado de nuevas formas de pensar, de actuar, de escribir, de proponer, la gente esperará una respuesta de acuerdo al nuevo nivel que obtienes.

Si vas a estudiar algo asegúrate de tener una idea de “cómo se va a pagar por sí solo ese nuevo estudio” y que te ayude a alcanzar tu meta. No te preguntes ¿qué voy a estudiar? Mejor pregúntate ¿en qué me quiero convertir y qué estudios me ayudarán a lograrlo?, de preferencia antes de estudiar algo trabaja al menos 6 meses o 1 año en ese medio he encontrado gente que me dice “me gusta mucho la actividad pero el medio en el que te desenvuelves es muy pesado” o “me gusta lo que se hace pero no sabía que había que viajar tanto”

En lo personal estudiar (y lo digo actualmente con nivel de postdoctorado) me ayudó a consolidarme y diferenciarme ya que continué estudiando cuando notaba que así lo requería , no solo por “un grado más”

 

Andrea Villagra, socia fundadora en Huepil Afterschool:

Sí te ayuda tener educación superior. Más allá de la especialidad escogida (yo me titulé de ingeniería en informática y actualmente trabajo directamente relacionada en educación y con niños, no como ingeniera), ayuda a ampliar la visión, formar el pensamiento y el carácter, habilidades que posteriormente podrás utilizar en cualquier área. Recomiendo plenamente a mis hijos seguir con educación superior, y postergar el ingreso al mundo laboral de lleno, porque adquieren diversos conocimientos, experiencias y contactos que les ayudan a enfrentar más templados el mundo laboral, aunque me parece bien que trabajen parte de sus vacaciones. Con lo que gané trabajando como ingeniera pude disfrutar de una vida más acomodada que la que me pudieron dar mis padres, y capitalicé para emprender en un área que descubrí me apasiona y en la cual me siento más realizada.

 

Alejandra A. Vega, Cosmetóloga y Experta Termal en NELL ROSS Cosmética Termal:

Hola, mi respuesta a esta pregunta en principio sería no, no es necesario tener un título profesional para poder tener éxito.

La base del éxito es el esfuerzo, la perseverancia y la dedicación con la que hacemos nuestro trabajo.

Un título profesional lo recomendaría a mis hijos si tienen una clara vocación hacia alguna profesión, sino que busquen capacitarse a través de cursos más cortos, porque la capacitación sí la considero necesaria en cualquier rubro en que se emprenda una actividad.

 

Borja Prieto, Director de Marketing en Campmany Abogados:

Por mi propia experiencia, cuando empecé mi carrera profesional (montando mi primera empresa a los 18 años) decidí dedicarme a emprender en vez de ir a la universidad. A día de hoy, con 25 años, 3 empresas después y actualmente Director de Marketing de una firma de abogados, puedo decir que NO es necesario ir a la universidad o sacarse un título de educación superior para tener éxito profesional (aunque la definición de éxito depende de cada uno).

Dicho esto, he de decir que, desde hace 2-3 años, he cursado algún máster avanzado (como MBAs, Marketing Digital, etc…) pero nunca como base para aprender algo nuevo sino para reforzar lo que he aprendido por mi propia experiencia y sobre todo, por el networking.

¿Qué le recomendaría a mis hijos? (Cuando los tenga…)

Que estudien, pero que mientras estudian, hagan algo, creen algo o innoven con algo. En resumen, que emprendan y si hace falta, que se caigan y vuelvan a levantarse, al final eso les ayudará en sus estudios y NO al revés.

Odio cuando la gente sale de la universidad esperando el trabajo de sus vidas por simplemente haber estado 5 años delante de múltiples libros o en ocasiones, con algunas leves prácticas realizadas.

 

Palmira Arnaz, directora de operaciones en la empresa Maderas y Más:

Considero que contar con educación superior es importante para desarrollarse profesionalmente. Quienes estudian una carrera tienen la oportunidad no solo de adquirir conocimientos más o menos especializados sobre los temas relacionados con la actividad principal de la profesión. También aprenden a desarrollar aptitudes y habilidades que suelen ser necesarias para entrar al mercado laboral. Una carrera universitaria requiere de aprender a investigar, a desarrollar métodos de trabajo, a escribir y redactar informes, a tener orden y claridad. Habrá quien pueda desarrollar estas cualidades sin acceder a la educación superior de manera autodidacta o práctica, sin embargo, cuando se trata de campos de conocimiento técnicos o especializados, como las ciencias exactas, las ciencias sociales y otras, la estructura de la formación superior sí puede representar una ventaja. Finalmente, es de suma importancia que la carrera que se elija sea algo que verdaderamente se disfrute y apasione. De ese modo se desarrollarán mejor las capacidades y se desempeñará mejor como profesionista. La educación superior es una oportunidad de contar con una mejor base para un desarrollo en conocimientos y capacidades, ampliar las perspectivas del propio desarrollo y alcanzar niveles aún más altos de especialización por medio de los estudios de posgrado. A mis hijos les recomiendo no sólo que estudien, sino que no dejen de hacerlo nunca, aun cuando decidieran cambiar de profesión o actividad laboral.

Soy bióloga por convicción y formación, especialista en manejo de recursos naturales, sustentabilidad y manejo forestal. Ello me ha permitido aproximarme a diferentes campos de conocimiento y desarrollarme en infinidad de actividades, incluyendo la investigación, la docencia, la divulgación, el desarrollo de proyectos, el marketing y la consultoría para empresas. Prefiero el trabajo en espacios abiertos, trabajos en comunidades rurales, en oficina y sigo aprendiendo.

 

Denis Balitskiy, experto en marketing de respuesta directa, Revolución Salud:

El éxito profesional va mucho más allá de los títulos.

Comencé mi carrera universitaria de negocios pensando que me daría las mejores herramientas para ser mejor emprendedor, pero a la larga me di cuenta de que el contenido que estaba aprendiendo era creado para formar nuevos empleados. En otras palabras, no fomentaba el desarrollo de ideas de negocios.

Otro detalle no menos importante, es que la formación universitaria está pensada en gran parte en el aprendizaje de contenido teórico, pero no da herramientas prácticas que permitan desarrollar nuevas ideas desde cero. Los casos de estudio son corporativos, los ejemplos de negocios- destinados a hacerte crecer dentro de una gran empresa en vez de formar una propia.

En definitiva, en mi opinión no hay mejor escuela que la de emprender y tomar conocimientos prácticos de mentores exitosos. No hay nadie mejor que pueda enseñar cómo comprar acciones que el que ya lo hace, o cómo formar emprendimientos que el que ha pasado por varias start-ups propias.

Por otro lado, sí considero que una Universidad adecuada puede tener un gran beneficio, que es el de las conexiones. Sin embargo, las mismas también pueden ser logradas a través de eventos de networking y el trabajo continuo en un nicho específico.

Probablemente mandaría a mis hijos a la Universidad si su objetivo fuese el de desarrollar su carrera como empleados. Nunca lo haría si quisieran formar emprendimientos propios.

 

Tobías Alfonso Parodi, Portal EDEM:

Si nos preguntan Si fue necesaria o no la educación Superior para alcanzar el éxito profesional diría que Sí Y No. Si bien es cierto que un título profesional es un requisito fundamental para ingresar a muchas empresas, existen habilidades y competencias, en especial de negociación y comunicación que solo se desarrollan a partir de la experiencia. En mi camino como docente y líder de emprendimiento en algunas Universidades, he descubierto que existen emprendedores que logran montar negocios muy exitosos que no están relacionados con su carrera o profesión.

Lo anterior se responde en parte porque para lograr el éxito profesional es clave estar alineado con los temas que te apasionen, que generen valor agregado a tu currículo, dejar el temor a un lado y los paradigmas de las personas que te dicen que no es posible sobrevivir en un océano rojo. ¿Qué me ayudó a superar estos temores y los pensamientos de las personas? Confiar en mis capacidades, potenciarlas y hacer las cosas de manera distinta a las demás, innovando y empatizando con los usuarios, comprendiendo las necesidades y tendencias actuales, logramos anticiparnos a lo que realmente se requiere.

A mis hijos les diría que estudien, pero que no crean que esto garantiza el éxito, es clave que el estudio esté situado en un área que haga parte de su proyecto de vida, curso muy necesario hoy por hoy en muchas de las universidades del mundo.

 

Penélope Disas, Slowmyfashion:

Pienso que no es estrictamente necesario. Porque un diploma sin experiencia o sin seguir formándote durante tu vida laboral, no es suficiente.

Siempre hay que actualizarse, sobre todo en algunos sectores, la edad y la evolución en el mercado obligan a estar al tanto de las tendencias en tu sector y las novedades tecnológicas, no quedarse atrás, siempre formándote.

Una persona diplomada hace 30 años sin inquietudes es fácil que se quede más desactualizado y no encuentre trabajo que una que está en constante aprendizaje.

 

Carlos Gil, Director de Astucia Empresarial:

Vivimos en un mundo sumamente cambiante. Lo que era la norma hace unos años, hoy nos es más que un recuerdo de añoranza de lo que fue.

La educación es un tema que en particular está sufriendo cambios enormes en muy poco tiempo. Atrás han quedado los modelos de educación enfocados en la memorización y repetición para dar paso a esquemas en que se busca la creatividad y desarrollo de habilidades de solución de problemas en los alumnos. Esto se debe en gran parte al crecimiento que ha tenido la internet y su poder de poner al alcance de cualquier persona toda la información y conocimiento generado por la humanidad a tan solo unos clics de distancia.

Si bien, cada vez resulta menos importante el tomar una educación formal para adquirir conocimiento (ya que todo está disponible en internet), el rol de la escuela aún no ha quedado obsoleto.

La información está allá afuera, lista para utilizarse. Ahora le toca a las escuelas el motivar a los alumnos a aprender a aprender, a buscar, combinar y generar nuevos conocimientos partiendo de la enorme cantidad de información disponible.

En mi humilde opinión, es importante que las nuevas generaciones aborden su educación y preparación de esta manera.

Personas como yo nos encargamos cada día de generar más conocimiento e información, para ponerla disponible a todo el mundo por medio de la red. Le toca a las nuevas generaciones (y viejas también) aprender a buscar, descubrir, combinar colaborar y crear el futuro que sigue.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *